¿Por qué puedo recibir un contracargo?

Existen varios motivos por los que el cliente podría aplicar un contracargo:

  • No recibió el producto o servicio adquirido.
  • Recibió un artículo diferente, dañado o defectuoso.
  • Tuvo algún problema con la entrega del producto o servicio adquirido.
  • No autorizó el pago.
  • No reconoce alguno de los cargos en su estado de cuenta.
  • Cargos duplicados.
Artículos Relacionados

Categorías